Text Size:SmallerLarger

CFC in the News - 2011

Entre Mujeres

Aborto: comienza el debate en Diputados

Sabrina Díaz Virzi

1 de Noviembre 2011

La Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados debatirá hoy en reunión de Comisión varios proyectos de ley que contemplan la despenalización del aborto. El de mayor respaldo -firmado por más de 50 legisladoras y legisladores de casi todos los bloques- es el promovido por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y propone la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana doce.

También se debatirán otras iniciativas que proponen reglamentar el aborto no punible, como el proyecto impulsado por el titular de Legislación Penal, Juan Carlos Vega, de Coalición Cívica, que pretende modificar el artículo 86. En la otra vereda, otro tanto de diputados se oponen a la legalización del aborto y ponen por delante el derecho a la vida, tanto de la madre como del niño por nacer.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año unas 70 mil mujeres pierden su vida por abortos inseguros. La Asociación por los Derechos Civiles (ADC), por su parte, elaboró un documento que expone los fundamentos por los cuales considera necesario que se genere un debate y lo envió un documento a los legisladores y legisladoras de ambas Cámaras. Reiteró, además, la "necesidad planteada en agosto pasado de la sanción de una nueva legislación que permita la interrupción voluntaria del embarazo temprano".

Frente al debate, organizaciones a favor y en contra del aborto se presentarán frente al Congreso para expresar sus opiniones. Por un lado, integrantes de más de las 250 organizaciones sociales de la Campaña se reunirán a partir de las 15 horas para apoyar la sanción de la ley. Por otro lado, aquellos que se oponen al proyecto, “a favor y en defensa de la vida, que comienza desde que la nueva vida en potencia está en el seno de las madres”, se manifestarán a partir de las 14 horas en Av. Rivadavia y Riobamba.

El debate en la sociedad

Mientras tanto, una encuesta realizada por Catholics for Choice, organización no gubernamental estadounidense que trabaja con instituciones similares en toda América, reveló que más del 80% de los argentinos “respalda el derecho de la mujer a acceder a atención al aborto cuando su salud esté en riesgo y/o cuando el embarazo sea resultado de una violación. Casi el 70% de los encuestados estuvo a favor de que el aborto pueda realizarse cuando el feto tenga serias anormalidades”.

La encuesta se realizó en septiembre y se contactó telefónicamente a 1.002 personas mayores de 18 años, en ciudades con una población de 50 mil personas o más. Una de las disparidades más llamativas que señala el estudio fue que, si bien el aborto es muy difícil de conseguir en nuestro país, el 34% de los encuestados conoce a alguien que alguna vez se hizo un aborto. “Los resultados de esta encuesta acaba con los mitos y los estereotipos que la jerarquía eclesiástica hace circular como hechos. Los legisladores deberían prestar atención y entender que esto es lo que los votantes realmente piensan sobre estos temas”, dijo Jon O'Brien, el presidente de Catholics for Choice.

En este sentido, en una encuesta de Entremujeres que reunió 1.507 votos, el 64% dijo estar a favor del aborto: “estoy a favor, cada mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo” obtuvo 653 votos y la opción “estoy a favor, pero habría que evaluar cada caso”, 314 votos. Por otra parte, el 33% expresó estar en contra del mismo: la opción “estoy en contra, con excepción de los casos que contempla la ley” acumuló 192 votos y “estoy en contra, ya que la vida comienza al momento de la concepción”, 302 votos. Finalmente, la postura intermedia (“no sé, no tengo una postura definida”) tuvo el 3% de los votos.

La opinión de especialistas

La diputada Cecilia Merchán, expresó que “el sólo hecho de que se discuta este tema en el Congreso es de por sí un motivo para celebrar”. Además, consideró que el proyecto para legalizar esta práctica “es un ejemplo de construcción ciudadana y democrática”, ya que “en él se manifiesta el consenso de todas las organizaciones que componen la Campaña Nacional por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito” y “la mayor parte del debate que exige la sociedad se plasma en el proyecto”.

Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), explica en una columna para Entremujeres la necesidad de este debate: “es necesario que se discuta en el Congreso una legislación que deje de perseguir penalmente a las mujeres más vulnerables y permita interrupción voluntaria de embarazo en las primeras doce semanas de gestación y más allá de ese plazo en determinadas circunstancias, incluyendo las que ya contempla el Código Penal y ampliando a otras como por ejemplo las malformaciones fetales incompatibles con la vida”.

Paola Bergallo, una de las mayores juristas sobre temas de género de la Argentina, consideró en una entrevista con Clarín: “Una sociedad que calla las muertes evitables de sus ciudadanas, que está dispuesta a forzar a algunas a la maternidad y que permite que miles de mujeres se enfrenten por año al aborto inseguro poniendo en riesgo su salud, su vida o su dignidad, es una sociedad injusta. Y vivir en la injusticia nos perjudica a todos”.

Bianco destaca, además, que las mujeres que sufren, se enferman y mueren son las más pobres. En este sentido, el doctor Aníbal Faúndes -en el marco de la charla-debate “Hacia una nueva legislación de aborto en Argentina”, organizada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal- opinó que “el dilema no es entre los que están ‘a favor’ o ‘en contra’ de la interrupción del embarazo. No conozco a ninguna persona que esté a favor del aborto. Incluso las mujeres que se hacen un aborto, no están a favor ni es algo que desean. Yo mismo, que como médico lo he realizado, no le deseo a ninguna mujer que deba hacérselo. No obstante, estoy contra la criminalización del aborto. Aquí radica la diferencia. El verdadero dilema es condenar o no condenar a la mujer que se provoca un aborto. Es allí donde yo estoy a favor de la mujer, fundamentalmente, porque penalizar el aborto no resulta eficaz para disminuir su incidencia y es socialmente injusto, dado que castiga sólo a la mujer y casi exclusivamente a las más vulnerables”.

Por otro lado, la asociación Grávida es, según su propia definición, un “centro de asistencia a la vida naciente que funciona con voluntarias que ponen énfasis en la valoración de la vida desde el seno materno para transformar el futuro de los bebés por nacer mejorando el presente de las mamás”. Diana de Castillo, directora nacional de la asociación, explica: “No debatimos sobre el aborto, ni tratamos de convencer a nadie, sino que orientamos y acompañamos a las madres, especialmente a las de sectores más vulnerables y excluidos, porque creemos que, ante el desafío de un aborto, está la posibilidad de multiplicar la ayuda desde la sociedad”.

Hace unos meses, una campaña protagonizada por Natalia Fassi generó un intenso y respetuoso debate entre las lectoras de Entremujeres. ¿Vos qué opinás?

This article was originally published by Entre Mujeres.